Suscríbete al boletín GRATIS y disfruta
de los regalos que Mabel eligió para tí.
BLOG
HOME
EVENTOS
0

Shopping Cart
(vaciar)

  • Maluhia, la Ciudad Feliz

    La gente de Maluhia, conoce el secreto para ser feliz, tener mejor salud y vivir en paz. Miles de turistas visitan esta ciudad costera porque quieren saber cómo poder vivir de esa manera también. ¡Los guías turísticos de la ciudad feliz son los niños! Ellos viven y aplican los principios y las prácticas del Ho’oponopono, un arte ancestral hawaiano.

    En dos docenas y dos encantadoras historias, se encuentran mensajes que brillan y despiertan la conciencia de los lectores tanto jóvenes como adultos. Crean la visión de cómo el mundo verdaderamente puede ser un lugar mucho más feliz y tranquilo para vivir.

    Transmiten lo importante que es apoyar positivamente a nuestros niños en su imaginación y creencias, y dejar que crean en ellos mismos, para que puedan así crear un mundo mejor para todos. Basadas en experiencias reales que fueron compartidas por el Gran Maestro de Ho’oponopono el Dr. Ihaleakalá Hew Len a Mabel Katz; la internacionalmente reconocida conferencista, líder de seminarios, y embajadora mundial de Paz, así como por acontecimientos reales que han experimentado tanto Mabel como sus alumnos, los secretos- no tan secretos- de Maluhia serán revelados.

    Dentro del libro existen temas sobre autoestima, gratitud y perdón, los cuales son la base de la acción. Maluhia es un hermoso lugar que tanto niños como adultos querrán visitar una y otra vez para recordarse a sí mismos de ser felices. Si visitas Maluhia lo suficiente, podrías llegar a encontrarte viviendo en tu propio paraíso.


     

     

     

    Testimonio acerca de Maluhia, la Ciudad Feliz

    Aloha mis corazones!
    Yo soy el Yo. Esto es más una historia que un milagro, pero en verdad es algo que tengo que compartir. Como de costumbre, antes de ir a dormir, estaba leyéndole a mis hijos un capítulo del hermoso libro Maluhia, la Ciudad Feliz de nuestra amada maestra Mabel. A mis hijos les encanta, es su libro favorito en español. Cuando lo leemos, siempre hacen interrupciones para hacer sus observaciones y contarme sus experiencias similares. Llegó un momento en que ya me estaba impacientando de lo tanto que me interrumpían y ya quería que mi pequeño de tres años vaya a la cama. En un momento, mi hijo agarra una botella de agua y bebe un poco, la destapa y la derrama en la alfombra y en su pijama. Me enojé mucho y le dije en tono severo que se fuera a cambiar de ropa. Se fue llorando. Mi nena, Victoria de 7 años, estaba supuestamente viendo un catálogo de juguetes todo el tiempo a mis espaldas y sin dejar de hacerlo me dice: Mami, si tu te molestas con Rodrigo y le haces sentir mal en su corazón por algo que no ha hecho con intención, no estás haciendo Ho'oponopono, y si no estás haciendo Ho'oponopono no puedes leer Maluhia. Además de sus sabias palabras, me sorprendió porque para mi fue como si describiera con exactitud lo que me pasaba en el momento. Inmediatamente después que me enojé con Rodri me arrepentí y me sentí mal, trataba de calmarme queriendo continuar con la lectura pero no podía, miraba el libro y leía las líneas pero no podía pronunciar palabra, empecé a respirar y con cada respiro sentía que el libro hacía algo conmigo, me limpiaba, hasta que note que podía volver a leer. Curiosamente, después de que Victoria describió lo que me pasaba, nadie hizo ni dijo nada, estaban todos quietos y mi chiquitín dejo de llorar. Cuando llegó Rodrigo nos abrazamos y disculpamos. La primera vez que abrí la tapa virtual de Maluhia sentí un olor a flores exóticas como de orquídeas y me di cuenta que Maluhia es real y que el libro limpia cada vez que lo leemos. Fue sorprendente ver como mis hijos han captado el Ho'oponopono sin que yo les explique nada. Después de leer siempre decimos La Paz del Yo y noto que se llevan esa Paz a su mundo de sueños. Gracias Dios por tremendos maestros que me mandaste. ¡Gracias! La Paz del Yo.
    - Romy, Austria

    Gracias Dios, por poner en mis manos el libro Maluhia, me encantó. Voy a leerlo de nuevo. Me siento profundamente agradecida de haber encontrado "El camino más fácil" para estar conectada contigo, y que soluciones mis problemas. Gracias Mabel, por el libro, es una forma preciosa de seguir aprendiendo más, sobre Ho’oponopono. Le pido a Dios que nos guíe a mi, y a todos, para que podamos vivir en la tierra de la misma manera que en Maluhia.
    - Beatriz, España

    Maluhia: Gracias por la inspiración.

    Mi intelecto estaba buscando otro libro sobre la felicidad, pero ya es sabido que cuando en Ho'oponopono hacemos la limpieza constantemente y aprendemos a dejar ir, siempre termina por ocurrir lo perfecto y correcto en el momento justo y oportuno. Fue así como por arte de magia, sin pretenderlo, llegué a “Maluhia, la Ciudad Feliz”, una encantadora obra de Mabel Katz.

    La parte mía que sí sabe estaba en lo cierto, y era pues, el  libro que realmente necesitaba leer. De inmediato, conecté con la carátula, en la que dos chicos alegres saludan y dan una especie de bienvenida calurosa. Y como en Ho'oponopono para Mabel somos chicos hasta los 100 años, entonces supe que era una afortunada lectura para este niño de 36 que escribe.

    Una señal de inspiración, sin saber aún la etimología exacta de la palabra Maluhia, me hizo enraizarla en tres partes. MA (Más) LU (Luz) HIA (como el sonido de la última sílaba de la palabra MAGIA). De ahí que más luz y magia era una muy buena señal como para no perderme lo que estaba por leer.

    Mediante un lenguaje transparente, sencillo, comprensible y no menos elocuente, la exquisitez de cada propuesta narrativa, está hilvanada de manera tal, que te hace sentir un habitante más de la acogedora e iluminada ciudad de Maluhia.

    La selección y secuencia de cada historia es sólo comparada con el colorido ambiente y armonía que cada una de ellas describe y relata. 

    A medida que avanzaba en la lectura experimentaba, cada vez más, la sensación de limpiar. Era como si cada oración llevara consigo una buena dosis de limpieza y liberación. Con palabras o signos articulados no me es posible expresar la gratitud que emana de todo mi ser. ¡Gracias, Gracias!

    Todos los personajes a los que Mabel otorga vida en su obra, desde quienes son habitantes de la ciudad hasta aquellos que motivados por la curiosidad la visitan, son testigos de las enseñanzas, sabiduría, poder, lecciones, mensajes y aprendizajes del ancestral arte hawaiano. En el cual, como en Maluhia, todos somos bienvenidos, sin importar nacionalidad, raza, sexo o etiqueta social. El recibimiento es majestuoso si de estar en paz, ser feliz, libre, crecer, soltar, confiar y dar permiso a Dios se trata.

    El especial protagonismo de los personajes Malia, Unhipilli y Aumakua, en el contexto de la ciudad Maluhia, no permiten al ego pasar por encima del corazón. Ellos y otros personajes cercanos y  de gran importancia (todos lo son) se dan la oportunidad unos a otros de agradecerse mutuamente y limpiar con amor para borrar en cada uno todo lo que no sea luz pura y amor puro.

    Y es justamente puro amor lo que a claras luces esta singular entrega de Mabel nos muestra. No sólo porque puede apreciarse que fue concebida con amor, sino que es un libro sobre el amor, para el amor y que contagia amor. Es, sencillamente, una lección de auténtica felicidad. La misma felicidad que tal y como se palpa  en los cuentos, puede alimentar nuestros espíritus con el simple hecho de subir una montaña, contemplar una bahía, compartir alrededor de una fogata o charlar e intercambiar experiencias entre buenos amigos.

    Sin lugar a dudas, resonó sobremanera en mí la sabiduría de Malia, tras años de disciplinada práctica como discípula del querido maestro Aumakua. Con ello, Malia puede apreciar en su maravilloso hijo Unhipilli, un ferviente conocedor de la ciudad Maluhia (ahora sé que es la paz de la mente en Ho'oponopono), un niño divinamente inteligente, profundamente amoroso, generoso e increíble, capaz de conquistar incluso, al más desentendido en el tema y con muchas destrezas en su haber. Un niño muy feliz. Como todos y todo en Maluhia. Gracias una vez más, Mabel.

    - Duny, USA

  Productos relacionados
  • Kindle

    El Camino Más Fácil Edición Especial

    Resuelve tus problemas y toma la ruta que te llevará al amor, la felicidad, la riqueza y la vida de tus sueños.

    Comprar Más información
  • Kindle

    El Camino Más Fácil Para Vivir

    Suelta el pasado, vive el presente y cambia tu vida para siempre.

    Comprar Más información
  • Kindle

    El Camino Más Fácil Para Entender Ho'oponopono

    Las Respuestas Más Claras a Tus Preguntas Más Frequentes.

    Comprar Más información
  • Audio Libros

    El Camino Más Fácil 

    US $9.95 

    Mabel lee su libro, el cual responde las preguntas acerca de las expectativas de vida y se enfoca en temáticas como la fe, el dinero, el miedo y el amor.

    Comprar Más información
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View
YOU
HAVE
0 IN YOUR CART
Grid View List View Change View